Get Adobe Flash player

El policía de la PLM del 2º

Allá por los 70 estaba yo haciendo la mili en la Plana Mayor del 2º Bón.  y presencié un hecho que terminó mucho después de licenciarme y que más o menos fue así:

Estábamos formados por la mañana en la calle, aquello era lo normal, la mayor parte de la mili nos la pasamos formados, íbamos a todas partes en formación pero no era para menos, en cuanto se descuidaba el suboficial de semana y más si era un cabo 1º de la quinta se le escaqueaban unos cuantos por eso a veces pasaban lista ¡hasta para ir a las duchas!, bueno, a lo que iba, estábamos formados y de semana había un cabo 1º con muchos años de servicio, hijo de un mando del cuartel y al que le gustaba bastante empinar el codo (al hijo, no al padre que éste era un santo) en sus días libres, tanto era así  que más de una vez tuvieron que llevarlo a casa totalmente fuera de control, esto era público y notorio y en Lorca por aquellos años nos conocíamos todos … pues bien, formado allí también había un muchacho de Albacete algo mayor que nosotros, no hablaba mucho y su trato con los compañeros era de lo más normal, creo que estaba destinado en la 2ª sección por el hecho de ser policía de aquellos de paisano que entonces llamábamos “secreta”, total que este soldado se movió en formación y el cabo 1º de semana sin pensárselo dos veces se fue para él y le arreó un buen bofetón (cabría decir que los bofetones son más malos que buenos), este hombre aguantó firmes la reprimenda que después le cayó sin decir ni pío pero cuando se rompió filas solicitó permiso allí mismo, en la acera, para hablar con el cabo primero y le dijo, más o menos: “Mi primero yo se que usted manda aquí pero no se olvide de que en la calle mando yo”.

Pues esto quedó así y este soldado se licenció junto a los demás sin oír ni decir nada del caso que le sucedió, todo parecía olvidado y el Cabo 1º siguió con su rutina de visitar en sus horas libres los bares de costumbre. Aproximadamente al año de todo esto apareció “casualmente” por uno de estos bares el policía de la plana encontrándose con el cabo primero ya algo cargado. Lo siguiente debió ser como en las películas, que si ahora te meto el codo en el ojo, que si me doy la vuelta y te tiro el cubata encima, que si …..todo ello “sin querer”, de tal forma que el Cabo 1º montó en cólera y empezó a alzar la voz montando un follón terrible, a esto el policía le llama la atención un par de veces y simula intentar apaciguarlo, al no conseguirlo, le bloquea las manos a la espalda, lo esposa y llama a sus compañeros de comisaría. Cuando estos llegan les dice que se lo lleven detenido y que lo fichen por “escándalo público”.

Después de lo ocurrido este hombre se marchó y no se le ha vuelto a ver nunca más por Lorca y, el cabo 1º,  después de unas horas en comisaría se iría a casa, supongo.

La moraleja de esta historia, que es verídica, la pongo en palabras de mi padre cuando me decía: “Nene, lucha por la libertad, sé libre en tus decisiones,  para valorar el bien de el mal pero nunca olvides que aquél que abusa de su libertad (en este caso autoridad) más tarde o más temprano pagará las consecuencias”

Un Saludo

JA. Cabo de la PLM del 2º

Deja un comentario

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Parse error: syntax error, unexpected '?' in /homepages/12/d228747743/htdocs/wp-content/themes/THEME_REGIMIENTO/footer.php on line 28