Get Adobe Flash player

La garita de la muerte

Todo el que ha pasado por el Regimiento sabe que la garita de la muerte se encontraba en la zona norte del polvorín y desde ella se podía vigilar la zona que da a lo que ahora es el Barrio de Los Ángeles.

Su nombre se debe a una historia que ha pasado de boca en boca posiblemente desde que se inauguró el acuartelamiento.

Cuentan que en Lorca había una gitana muy guapa, de familia trabajadora que se ganaba la vida con el trapicheo de ganado. Se enamoró de un soldado con el que estuvo saliendo todo el tiempo que la mili duró pero cuando la fecha de la licencia se aproximaba la chica insistía en que quería irse con él; ante su negativa y la decisión de romper sus relaciones la gitana se despidió con un “Si no eres para mi no lo serás para nadie”.

El muchacho no hizo caso a aquella sentencia y fue apurando los últimos días que le quedaban de mili con sus compañeros y amigos olvidándose del hecho. Uno de esos días tuvo guardia de polvorín y la chica se enteró por medio de amigos comunes. Conocedora del terreno se situó de tal forma que podía controlar dos de las garitas y se apostó durante la noche esperando que a su amado le tocara alguna de ellas. Cuando al fin lo localizó, se acercó cautelosamente a la garita y le clavó en el vientre y en el pecho unas tijeras que llevaba entre las faldas dejando al soldado muerto en medio de un gran charco de sangre.

Dicen las habladurías que en las noches de luna llena, sobre las dos de la madrugada, parecía como si por el suelo de la garita corriera brillante un reguero de sangre ….. la tierra en aquella zona es roja y la imaginación popular muy grande pero los “pollos” que hacían su primera guardia nocturna en aquella garita subían “acongojados”


Parse error: syntax error, unexpected '?' in /homepages/12/d228747743/htdocs/wp-content/themes/THEME_REGIMIENTO/footer.php on line 28